SERRANÍA DE GRAZALEMA Parque Natural
SERRANÍA DE GRAZALEMA             Parque Natural
Las Puertas del Cao. Sierra del Caillo. Foto. A. Barroso Robles
Caos Carstico en el Simancon. Foto. A. Barroso Robles

La Serranía de Grazalema constituye en sí misma, en su aspecto geológico, una fuente de datos que por su alto interés didáctico y científico invitan a promover el conocimiento en una sociedad ardua en percibir, mediante el estudio y la fascinación, estos acontecimientos geológicos que desde épocas pasadas a nuestros días suceden en el medio natural.

La altitud media de la Serranía de Grazalema oscila entre 600 y 1.000 m. quedando englobada en el ámbito subbético y se caracteriza por una serie sedimentaria jurásica totalmente carbonatada. Se distinguen diferentes dominios litoestratigráficos:el Subbético –sensu stricto- Sierra del Pinar, con un sustrato del trías –formaciones de yesos-, sobre los que reposa un paquete calizodolomítico de 200 a 500 m. Sobre estos depósitos se sitúan las series calizas jurásicas, selladas a techo por margocalizas del Cretáceo inferior y superior; el Subbético Medio o Subbético en jurásico del conjunto Zafalgar-Margarita. Comprende una importante serie estratigráfica con afloramientos pertenecientes al Trías, seguido de dolomías, calizas y margocalizas jurásicas, margas y margocalizas del Cretáceo, selladas por las series terciarias del Eoceno Superior y el Mioceno inferior; al Subbético interno o Penibético pertenece un conjunto de materiales fuertemente plegados, principalmente calizas situadas al sur del corredor del Boyar y al oeste de Ubrique, extendiéndose por buena parte de la Serranía de Ronda.

La serie estratigráfica está constituida de muro techo por materiales carbonatados del
Trías medio seguido de otros arcilloso-yesíferos correspondientes al Trías superior. A continuación se depositan los sedimentos calizos, característicos del Jurásico y las series cretácicas con depósitos de capas rojas del Cretáceo Superior y los depósitos terciarios que finalizan en el Mioceno Inferior.
La caliza, roca poco soluble en el agua, es atacada muy enérgicamente, sin embargo, cuando aquella contiene dióxido de carbono en disolución. En este caso se forman moléculas de ácido carbónico que al reaccionar con el carbonato cálcico de la caliza, forma bicarbonato cálcico, el cual es arrastrado en disolución por el agua. La disolución de la caliza, da lugar a la aparición de las primeras y más sencillas formas de karst: El Lenar o Lapiaz, que consiste en un cincelado superficial de la roca formando estrías o canalillos separados por afiladas crestas muy cortantes.

Simas y sumideros: las simas dan muestra de parecer enormes embudos naturales que se abren en zonas rocosas, originándose a partir de una fisura que se ensancha con las continuas avenidas del agua, llegando a alcanzar profundidades algo alejadas de nuestra imaginación.

A nivel provincial se tienen exploradas unas 400 cavidades, muchas de ellas de una espectacularidad y belleza sin igual. La Serranía de Grazalema cuenta en su habe con el 70% de estas cuevas y simas, encontrándose en la actualidad en exploración varias simas aun sin divulgar y en cuanto a profundidad e importancia sobrepasando los -100m. Sima de Manuel Perez -311, Sumidero de la olla -302 en exploración, sima de pozuelo 1, -284, sima de republicanos-cabito -256 desarrollo de 1.600m, complejo hundidero-gato -212 desarrollo de 7.818 m, sima de villaluenga -194 en exploración, sima de pozuelo nueva -162, sumidero del navazo alto -155, sima de cacao -149, sima de la lata -130 y sima de sierra alta -109m.

 

Las dolinas son depresiones estrechas, cerradas y casi circulares, empinándose a partir de sus bordes. En su fondo se deposita la arcilla que llega de la descalcificación de las calizas que en algunos lugares de la sierra taponan las fisuras, originándose grandes charcas a modo de lagunazos que terminan por desaparecer por pequeños sumideros o simplemente por evaporización. Ejemplo de ello lo podremos estudiar y contemplar después de varios días de intensas lluvias en el Llano del Endrinal o Llano de las Presillas.



El relieve del Parque Natural configura muchas y diversas formaciones con explícitos ejemplos de cómo se han formado y evolucionado diversas estructuras geológicas, tal es el caso de la Garganta Verde y su cañón. Los arroyos que se unen en el valle del Revés en el área de Reserva, descienden con fuerza en las épocas de lluvias intensas, esculpiendo un profundo cañón que a lo largo de los siglos ha modelado paredes verticales que alcanzan en algunos puntos los 400 metros de altitud. Sin embargo las aguas subterráneas disuelven la caliza, dando lugar a formaciones de galerías, grutas y un amplio circuito de fisuras a lo que se le llama karst subterráneo. El suelo de la gruta principal está formado por grandes estalactitas y estalagmitas que se funden con la pared en un marco impresionante con 30 metros de altura y una profundidad de más de 50 metros. La Manga de Villaluenga es una depresión estrecha y alargada de unos 3 kilómetros aproximadamente de longitud. Los materiales en sus márgenes son calizas y el fondo esta formado por arcillas de descomposición. Las Navas de Villaluenga o Llanos del Republicano están formados en su fondo por areniscas y arcillas cenozóicas, es lo que se denomina un valle ciego, sus aguas conducidas por los arroyos de los Álamos y de las Merinas desaparecen en la Sima del Cabo de Ronda o Sima de los Republicanos, situada en la base de la Sierra de Líbar.

Otro manifiesto ejemplo de estas formaciones lo tenemos en el Peñón o Cerro de Tavizna, en Montejaque, donde varios derrumbamientos de rocas se esparcen por las paredes, fruto de la intensa fracturación de las calizas y manifestaciones sísmicas. La cañada de los Alazores, en el área del Pinsapar, el corredor del Boyar, la Garganta Seca, el Hacho de Montejaque y el Salto del Cabrero, son también buenas muestras de las estructuras y evolución geológica de las sierras Subbeticas. GUÍA                   

Atardecer sobre la Sierra del Pinar. A. Barroso
La Gente de la Sierra. Foto. A Barroso
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Antonio Barroso Robles

Página web creada con 1&1 Mi Web.