SERRANÍA DE GRAZALEMA Parque Natural
SERRANÍA DE GRAZALEMA             Parque Natural
ALCORNOCALES. Foto. Antonio Barroso Robles
Patio de corchas en el Alcornocal. Foto. A. Barroso Robles

Al hablar de alcornocales todos pensaremos inevitablemente en el vecino Parque Natural Los Alcornocales y lógicamente en su especie arbórea principal; el alcornoque (Quercus suber).

En lugares muy concretos del Parque Natural Sierra de Grazalema, las areniscas de la Unidad del Aljibe penetran en forma de grandes vetas y capas, como es el caso de la Sierra de Peralto en Villaluenga del Rosario, extendiéndose en dirección norte hacia cañada Grande y el Pto. de los Alamillos, y desde aquí a la Sierra del Jaral dirección Ronda. Esto favorece la aparición de un denso bosque de alcornocal mezclado en algunos lugares con encinas, a las que acompaña un característico y variado dosel florístico. Varios pueblos del Parque también tienen en su término municipal terrenos que se enclavan en los Alcornocales que abarca, una superficie total de 170.025 ha, lo que le hacen ser el tercer espacio natural protegido de Andalucía.

El alcornoque forma bosques entre los 500 y 900 metros de altitud, es un árbol de unos 10 metros de altura, con hojas ovaladas con los márgenes puntiagudos, las bellotas son más pequeñas que la de la encina, menos dulce al paladar. La corteza del
alcornoque (corcho) es gruesa, y en verano se arranca del tronco principal cada 8 o 9 años, en la operación llamada la “pela”, llevada a cabo por cuadrillas de “corcheros”. Aquí en el Parque Natural de Grazalema hacia el final del verano veremos en la zona de Campobuche, Caña Grande y en Cortes de la Frontera los “patios de corcha”, lugares donde se apilan las “panas” para su posterior transporte y transformación. Junto al alcornoque encontraremos en su nivel arbustivo y herbáceo, brezo (Erica arborea) muy ramificado, con flores blancas que desprenden un suave olor, la jara pringosa (Cistus ladanifer), arbusto de casi 3 m.de altura, con las hojas viscosas, cuya floración en marzo podremos observar,entre otros lugares, en las márgenes de la carretera de Grazalema a Ronda, engalanando el suelo del alcornocal con sus vistosas flores de cuyo néctar dan cuenta numerosas abejas.

El cantueso (Lavandula stoechas) es otra de las aromáticas que también crecen en el sotobosque del monte así como el mirto (Myrtus communis) más escaso y que también veremos fuera del bosque de alcornocal, es un arbusto, con las ramas rectas y de naturalezaperenne, las hojas son pequeñas de 3 a 5 cm, y 1 de ancho, ovadas y muy aromáticas cuando se las frota. Tambien hallaremos helechos como el polipodio(Polypodium cambricum) que al igual que ocurre con los quejigos podemos observarlos en las ramas humedas de los alcornoques, y helecho común (Pteridium aquilinum) que forma en muchos lugares bajo los árboles manchas más o menos amplias.

Atardecer sobre la Sierra del Pinar. A. Barroso
La Gente de la Sierra. Foto. A Barroso
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Antonio Barroso Robles

Página web creada con 1&1 Mi Web.