SERRANÍA DE GRAZALEMA Parque Natural
SERRANÍA DE GRAZALEMA             Parque Natural

Cuando llevemos a cabo el itinerario del río de El Bosque, observaremos como a ambos lados de la ribera la vegetación arbórea se encuentra dispuesta en bandas paralelas acompañando el cauce, guardando una estructura de galería de la que recibe su nombre, bosque de galería, que en el Parque Natural tiene sus más representativos exponentes, el río Tavizna y el Guadiaro.

Varios son los árboles y arbustos que crecen en este ecosistema; sauces, chopos y fresnos entre los más destacados y abundantes. En el río de El Bosque existen varias
especies de sauces, entre ellos el sauce blanco(Salix alba) y el ceniciento(Salix atrocinerea). Algunos ejemplares llegan a los 9 metros de altura, la corteza es pardo-grisácea, las hojas son algo lanceoladas, de 5 a 10 cm de largo y de 3 a 5 cm de anchura, sus márgenes son prácticamente enteras o muy poco dentadas. 
Otra de las
especies arbóreas presentes en estos lindes es el fresno común  (Fraxinus angustifolia), árbol del que en muchos lugares nos llamará la atención su esbelta fisonomía, con la copa alta y redondeada, con ramas algo ascendentes. La corteza es color gris claro, lisa en los ejemplares jóvenes y desarrollando una amplia red de surcos con la edad. Las hojas son compuestas, de 20 a 30 cm de longitud, de 4 a 6 foliolos y uno terminal, son de color verde apagado por el haz y verde pálido el envés.
Con la llegada de la primavera observaremos las flores creciendo en pequeños pero densos racimos de color púrpura. Observaremos cómo las plantas trepadoras y enredaderas abrazan a los arbustos y árboles en su búsqueda de luz. La nueza (Aristolochia baetica); la hiedra (Hedera elix); zarzaparrilla (Smilax aspera), que trepa en forma de liana por la espesura, dándose gala en mil y una formas con sus hojas de forma acorazonada por la base y terminadas en pico, siempre verde, con 10 cm de tamaño y de flores aromáticas. La adelfa (Nerium oleander) también acompaña a los ríos y arroyos incluso en cursos no permanentes. También lo hacen algunos retales de taraje (Tamarix africana).
Al norte, en los limites del Parque Natural se halla el arroyo del Cupil, acompañado en sus márgenes por una magnífica representación de este tipo de bosques, en los que podemos ver grandes álamos negros, sauces y fresnos, además de arbustos típicos de estas formaciones.
Especial valor tienen con la llegada del otoño, donde los cambios de tonos y colores de las hojas dan una maravillosa vista de este rincón de la sierra. De igual forma pero ya en el recuerdo, queda la vegetación ribereña que acompañaba al río Guadalete entre las Ventas Nuevas y la Casa del Río, hoy bajo las aguas del embalse de Zahara-El Gastor y por supuesto los muchos torrentes que aunque se secan en la época del estío también son portadores de esta variada vegetación.

Atardecer sobre la Sierra del Pinar. A. Barroso
La Gente de la Sierra. Foto. A Barroso
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Antonio Barroso Robles

Página web creada con 1&1 Mi Web.